MARCHIQUITA-ONLINE PAG CENTRAL 2013
Los titulares de 2012 en el Partido de Mar Chiquita,Provincia de Buenos Aires,Argentina
Reserva de Biosfera Mar Chiquita . Información Complementaria
Editoriales Nacionales de Interès. Año 2012
Prensa Oficial 2012 en Partido de Mar Chiquita
Medioambiente
H.C.D Mar Chiquita 2011 -Actas y Resumenes de Sesiones
Mar Chiquita en los medios
2011 Roscas politico-sociales e institucionales en Mar Chiquita
2011 Editoriales e Info Gral
2011 En Prensa Mar Chiquita Oficial
Deportes en Mar Chiquita
Partido Socialista en Mar Chiquita
P.J. MAR CHIQUITA . Actividades Partidarias
POLICIALES Y SEGURIDAD EN MAR CHIQUITA
2011.Union Civica Radical del Partido de Mar Chiquita
Rincon Literario Marchiquitense
PROYECTO SUR EN MAR CHIQUITA - Movimiento Nacional liderado por Pino Solanas
MOVASCO. Movimiento Autonomista de Santa Clara del Mar y la Costa marchiquitense
Peronismo Militante de Mar Chiquita
FRENTE POPULAR Propuesta Mar Chiquita
Frente Popular Duhalde Presidente Línea Gran Convergencia Peronista
Compromiso Federal: ES POSIBLE
Corriente Nacional MARTIN FIERRO en Mar Chiquita
FM Forever conectado a marchiquita-online
Mensajes de Usuarios e Info de Interes para Mar Chiquita 2011
Visite Mar Chiquita: Circuitos Turisticos e Informes
Asamblea Popular Ambientalista del Partido de Mar Chiquita
INSTITUCIONES. Cultura y Tecnologia
Documentos de Interes General
Todo Mar Chiquita 2010 en Pag.Central de marchiquita-online
Editoriales del 2do Trimestre
De Opinión: Editoriales y Opinión de columnistas de marchiquita-online
Opciones en Mar Chiquita: 14 de Agosto Internas Abiertas
En los Medios: Política y Sociedad
CONCIENCIA AMBIENTAL Mar Chiquita
DATOS GENERALES DE MAR CHIQUITA
LUGARES, PERSONALIDADES Y CULTORES MARCHIQUITENSES
Editoriales 1er trimestre en otros medios
AÑO 2010 en marchiquita-online Y SUBPÁGINAS
INFORMACION DE INTERES SOCIAL
2009.2008 Archivos en marchiquita-online
Prensa Oficial Mar Chiquita 2011 Parte IV
Prensa Oficial 2011- Parte I
Prensa Mar Chiquita 2011 Parte I
Prensa Mar Chiquita 2011 Parte II
Prensa Oficial 2011 Parte v
Editoriales e información nacional del tercer trimestre 2011
Prensa Oficial Mar Chiquita Parte III
Mar Chiquita: Links y Comercios amigos de marchiquita-online
Quiénes somos?
Contactános
Mar Chiquita Salud: Horario de Atención en Centros Asistenciales
Prensa Oficial Parte V
Diciembre 2011 marchiquita-online Pag Central
Rincon Literario Marchiquitense
En este sector que coordina la escritora Susana Gomez irán encontrando diversos cuentos y relatos de escritores del Partido de Mar Chiquita. Que lo disfruten!

16 de Octubre DIA DE LA FAMILIA y de La Madre
"CARTA DE UNA MAMA A SUS HIJOS"
Por Isabel Allende
- Siempre que quieren hablar de madres en la televisión muestran mujeres con chicos en los brazos, sonrientes, dulces, cariñosas, sin una pizca de cansancio, espléndidamente maquilladas y a eso agregan maravillosas frases de posters.
- ¡¡Mentiras !!!
- Las mamás no somos abnegadas amantes del sacrifico y aguerridas guerreras que todo lo pueden.
- Las mamás lloramos abrazadas a la almohada cuando nadie nos ve, pedimos la peridural en el parto y puteamos en 17 idiomas cuando tenemos que poner el despertador a las 2 de la mañana para ir a buscarlos a una fiesta.
- Cuando les decimos que no se peleen con ese compañerito que les dice 'enano' o 'cuatro ojos', y les damos toda clase de explicaciones conciliatorias, en realidad querríamos tener el cogote del pequeño verdugo entre nuestras manos.
- Y también pensamos que la vieja de geografía es un mal bicho cuando les baja la nota porque no saben cuántos metros mide el Aconcagua que, al final, a quién cuernos le importa. Pero no lo podemos decir..
- No es que nos encante pasarnos horas en la cocina tratando de que el pescado no tenga gusto a pescado y disimulando las verduras en toda clase de brebajes, en lugar de tirar un Patty a la plancha.... Es que tenemos miedo de que no crezcan como se debe.
- No es que nos preocupe realmente que se pongan o no un saquito... Es que tenemos miedo de que se enfermen!!
- Porque ser mamá no tiene que ver con embarazos, pañales y sonrisas de aspirinetas.
- Tiene que ver con querer a alguien más que a una misma. Con ser capaz de cualquier cosa con tal de que ustedes no sufran. NADA, nunca, jamás.
- Ustedes nos hacen felices.... cuando les encantan nuestras milanesas, cuando nos consideran sabias por contestar todas las preguntas de los concursos de la tele. Cuando vienen llorando a gritos porque se rasparon la rodilla y nos dan la posibilidad de darles consuelo y curitas.
- Cuando recién levantadas nos dicen, qué linda que estás, mamá.
- Ustedes nos hacen mejores.
- Nos dan ganas y fuerzas. Nos comeríamos un gurka crudo antes de que es toque un dedito del pie. Nos lavamos la cara y salimos del baño con una sonrisa de oreja a oreja para hacerles saber que la vida es buena, aunque nos vaya como el reverendo... Cantamos las canciones de Chiquititas y vemos Barney y escuchamos a Los piojos y compramos Nopucid y repasamos 500 veces la tabla del 2 y arreglamos el carburador para llevar a los pibes a fútbol, a inglés, a dibujo, a la psicóloga, a básquet, a volley, a danzas, a la casa de la amiga, a la maestra particular, al dentista, al médico, a comprar un pantalón...
- Y armamos 24 bolsitas con anillitos y pulseritas y tratamos de que la torta parezca un Pikachu y nos buscamos otro trabajo y sacamos créditos y nos compramos libros y vamos al psiquiatra y al pediatra y a los videos y negociamos con los maestros y los acreedores y recortamos figuritas y estudiamos junto a ustedes ríos, provincias, las capitales de los países de Europa y nos ponemos lindas y nos enojamos y nos reímos y nos salimos de quicio y nos convertimos en la bruja y la princesa de todos los cuentos....
- SOLO Y EXCLUSIVAMENTE PARA VERLOS FELICES.
- VERLOS FELICES ES LO QUE NOS HACE FELICES. Ojalá pudiéramos pegar el mundo con cinta scotch (como el velador que cayó en combate en la última guerra de pijamas party), para que fuera un lugar mejor para ustedes.
- GRACIAS POR HACERME SU MAMÁ. GRACIAS POR HACERME TAN IMPORTANTE.
- Gracias, por esas porquerías que hacen en el colegio con corchitos y escarbadientes (que casi nunca entiendo para que sirven pero guardo religiosamente) , gracias por los abrazos, los besos, las lágrimas, los dolores, los dientes de leche, las cartitas, los dibujos en la heladera, el Amoxidal de tantas noches sin dormir, los boletines, las plantas rotas del jardín por jugar a la pelota, por mi maquillaje arruinado por ser usado para jugar a la mamá, por las fotos de la primaria.... .
- Son mis mejores medallas. Gracias porque LOS AMO. Y ese, es el amor que ME HACE GRANDE...
- Lo demás, ....es marketing.
                                                                                         Isabel Allende


 25 de Mayo 
Si ves a nuestra bandera
y un pájaro vuela en tu alma,
es que eres argentino,
de la noche a la mañana.
Si el Cabildo te recuerda
a Don Cornelio Saavedra,
sabrás que presidió la Junta
de criollos de la tierra.
Y si eres muy patriota,
deja que una golondrina,
celeste y blanca de cielo,
dé volteretas de gozo,
en el medio de tu pecho.
Llevemos escarapela,
cantemos bien fuerte el Himno
¡que nos una la bandera
en este feliz veinticinco,
la democracia da un brinco,
victoreando patria nueva!
¡Qué lindo es el veinticinco
rescatado en mi bandera!
                  Eve Baili


8.3.11
 DIME VENCEDOR RAPAZ 
Dime vencedor Rapaz,
vencido de mi constancia,
¿Qué ha sacado tu arrogancia
de alterar mi firme paz?
Que aunque de vencer capaz
es la punta de tu arpón,
¿qué importa el tiro violento,
si a pesar del vencimiento
queda viva la razón?
Tienes grande señorío;
pero tu jurisdicción
domina la inclinación,
mas no pasa el albedrío.
Y así librarme confío
de tu loco atrevimiento,
pues aunque rendida siento
y presa la libertad,
se rinde la voluntad
pero no el consentimiento.
En dos partes dividida
tengo el alma en confusión:
una, esclava a la pasión,
y otra, a la razón medida.
Guerra civil, encendida,
aflige el pecho importuna:
quiere vencer cada una,
y entre fortunas tan varias,
morirán ambas contrarias
pero vencerá ninguna.
Cuando fuera, Amor, te vía,
no merecí de ti palma;
y hoy, que estás dentro del alma,
es resistir valentía.
Córrase, pues, tu porfía,
de los triunfos que te gano:
pues cuando ocupas, tirano,
el alma, sin resistillo,
tienes vencido el Castillo
e invencible el Castellano.
Invicta razón alienta
armas contra tu vil saña,
y el pecho es corta campaña
a batalla tan sangrienta.
Y así, Amor, en vano intenta
tu esfuerzo loco ofenderme:
pues podré decir, al verme
expirar sin entregarme,
que conseguiste matarme
mas no pudiste vencerme.
               Sor Juana Inés de la Cruz


14.2.11.FELIZ SAN VALENTÍN!!!
Una rosa blanca en la ventana
Todo comenzó con una rosa blanca en pleno julio, cuando se supone que los jardines florecen en primavera.
La soledad y los caminos de ambos se habían encontrado y, en una ventana con olor a pintura fresca, un beso con gusto a menta selló el principio de una hermosa aventura.
El temor a reincidir en una nueva ilusión y los prejuicios, los perseguían. No se animaban a demostrar todo el cariño que tenían reservado desde hacía tanto tiempo.
Por eso decidieron escaparse del mundo y de la gente. Eligieron una isla con pocos habitantes, donde llegarían al amanecer después de viajar toda la noche. Al subirse al catamarán se dieron cuenta de que casi no se conocían, pero estarían en vigilia para poder hacerlo.
Las palabras y los silencios son la mejor manera de encontrarse con uno mismo, y después con la persona elegida.
Cuando llegaron a la isla, cada uno en su interior sabía que estaban hechos el uno para el otro.
Durante el fin de semana se evocaron recuerdos con una melancolía mezclada con risas y caminatas. Se entrecruzaron las opiniones con largos besos.
Pero el tiempo se había terminado y tuvieron que volver.
Nunca nadie los vio juntos. Ella no hablaba de él, ni él de ella.
El único testigo de aquel fin de semana maravilloso era una rosa blanca que él dejaba en secreto, cada día, en su ventana.
El resto del mundo no existía.
14.2.11

Un año nuevo
Pancho Aquino

Dicen que cuando se acerca fin de año los ángeles curiosos se sientan al borde de las nubes a escuchar los pedidos que llegan desde la tierra.

- ¿Qué hay de nuevo? -pregunta un ángel pelirrojo, recién llegado.

Lo de siempre: amor, paz, salud, felicidad...- contesta el ángel más viejo.
Y bueno, todas esas son cosas muy importantes.
Lo que pasa es que hace siglos que estoy escuchando los mismos pedidos y aunque el tiempo pasa los hombres no parecen comprender que esas cosas nunca van a llegar desde el cielo, como un regalo.
¿Y qué podríamos hacer para ayudarlos? - Dice el más joven y entusiasta de los ángeles.
¿Te animarías a bajar con un mensaje y susurrarlo al oído de los que quieran escucharlo? - pregunta el anciano.
Tras una larga conversación se pusieron de acuerdo y el ángel pelirrojo se deslizó a la tierra convertido en susurro y trabajó duramente mañana, tarde y noche, hasta 1os últimos minutos del último día del año.
Ya casi se escuchaban las doce campanadas y el ángel viejo esperaba ansioso la llegada de una plegaria renovada. Entonces, luminosa y clara, pudo oír la palabra de un hombre que decía:
"Un nuevo año comienza. Entonces, en este mismo instante, empecemos a recrear un mundo distinto, un mundo mejor:
sin violencia, sin armas, sin fronteras, con amor, con dignidad; con menos policías y más maestros, con menos cárceles y más escuelas, con menos ricos y menos pobres.
Unamos nuestras manos y formemos una cadena humana de niños, jóvenes y viejos, hasta sentir que un calor va pasando de un cuerpo a otro, el calor del amor, el calor que tanta falta nos hace.
Si queremos, podemos conseguirlo, y si no lo hacemos estamos perdidos, porque nadie más que nosotros podrá construir nuestra propia felicidad".
Desde el borde de una nube, allá en el cielo, dos ángeles cómplices sonreían satisfechos.
Del libro: "Cuentos para Niños de 8 a 108 II" - Pancho Aquino.

 

 
  Un pueblo y un rebelde  
Por las noches parecía que el cielo estaba más cerca. El viento del sur soplaba tan fuerte que amenazaba con reventar los cristales de las ventanas. La lluvia, que caía incansablemente sobre los techos de tejas, esta vez no se oía como una música ligera. Se escuchaba como una advertencia constante de próximas tristezas.
El pueblo, bajo el agua, perdía sus encantos. Ya no se divisaban las luces de las calles, ni los pocos carteles luminosos de los negocios. La persistente llovizna los empañaba.
La gente salía de sus casas solamente para abastecerse de mercadería, y así pasar más tiempo con sus familias en sus hogares, sin importarles nada.
Un rebelde, se quedó sin trabajo. Lo despidieron. Compró un auto. Al que por supuesto transformo rápidamente en remis, porque le prometieron un cupo en la agencia del pueblo. Después de muchos trámites burocráticos, equivocadas prácticas de la democracia, no consiguió ningún resultado.
Se encadenó al auto frente a la Municipalidad.
Su esposa lo acompañó. Desde ese lugar verían como pasa la vida y como pasan en la vida las personas que los rodean.
Muchos se acercaron a firmar y darles su apoyo. Otros hicieron de esa, su propia causa.
Los políticos y los personajes del pueblo pasaban a darles ánimo.
¡Los mismos que no podían con sus propias vidas!
La falta de solidaridad, y el egoísmo estaban a la orden del día. La soberbia y la crueldad se habían apoderado de un pueblo que lo único que necesitaba para crecer, y salir adelante, era tener a toda su gente junta.
Sin diferencias de ninguna índole.
Había que unirse y eso era lo que este hombre iba a lograr con su rebeldía y su manera especial de luchar por sus derechos.
Una mañana cesó la lluvia. Un gran arco iris invadió el cielo con sus colores, y un nuevo sol comenzó a brillar, entibiando el frío corazón de los habitantes de ese pueblo, que salieron al fin de su escondite, rumbo a donde estaba encadenado el rebelde.
¡En unos momentos la calle se llenó de banderas celestes y blancas, las personas clamaban justicia!
Todos se olvidaron por unos momentos de sí mismos para ayudar a convertir muchos sueños en realidad.
Estaban decididos a luchar por un futuro justo para todos, sin más encadenados

 Llegaron rosas rojas
Desde niños habían decidido pasar la vida juntos.
Todo empezó jugando a la mancha congelada que se derretía cada vez que se cruzaban las miradas.
Cuando él salía de la escuela, para ella era la hora de entrar, y para ambos el feliz momento de encontrarse en una esquina y con un interminable chau!!, sellar una vez más ese amor tan puro, que se vislumbra en los ojos de la persona amada, brillitos que parecen los diamantes del alma.
Nunca pasaron inadvertidos, iban juntos a todos lados y así los encontró el destino, juntos!!, cuando por primera vez un beso les avisó que ya eran adolescentes.
Tenían proyectos para ellos, una gran casa, con un consultorio en donde el doctor HR podría atender a sus pacientes sin alejarse demasiado de la alegría y la seguridad que le producía el estar cerca de ella. Ella, que cuidaría de él y de sus hijos hasta llegar a viejos juntos, muy juntos...
¿Qué había pasado? ¿Cómo no se habían dado cuenta antes?
Los crueles verdugos, que nunca habían conocido el verdadero amor, no podían permitir que fueran felices. ¿Qué dirían los vecinos? Tan chicos!!!
Y así, entre la disputa del miedo, el ultraje de la cobardía y la censura de los fracasados, se fueron alejando, como se van cayendo los pétalos de los tulipanes.
En octubre.
El mismo destino que los unió cuando aún eran dos chicos, molestó, les jugó una mala pasada. La primavera se transformó en triste despedida. Ya nada sería igual.
El mes de septiembre sigue teñido de luto en sus corazones aunque pasen los años. Cuando dejaron de verse, sus almas seguían unidas y prolongaban la realidad.
Llegaron tarjetas llenas de angustia y alegría, ya que la distancia se interpuso entre ellos sin compasión.
Formaron sus propias familias. Tuvieron hijos. Llegaron rosas rojas.
Pero la luna llena y las estrellas transparentes en un cielo oscuro, ese mismo cielo que ambos prometieron mirar cada vez que la amargura o el miedo se instalara en sus corazones, les cuentan que se encuentren en donde se encuentren, en cualquier lugar de la Tierra, o un día en algún lugar en el cielo, tienen un espacio reservado para ser felices juntos.
El destino tiene una deuda con ellos.

      Mágicos      
Hacía muchos años que no se percibían.
Un día, de esos maravillosos que concede el destino, Almendra estaba en la costa,
como siempre, recostada, divagando y escuchando el sonido fabulosamente sugestivo
de las olas cuando rompen en los peñascos.
Una voz celebrada, dulce y apaciguada inundaba sus sentidos de estremecimientos
cristalinos y satisfactorios.
¿Otra vez mirando el océano Almendra?
Sin darse vuelta, por temor a que se esfumara el encantamiento, objetó.
¡Si, otra vez! ¡Es tan sublime! Aquí en este territorio puedo reencontrarme con el
Universo mismo.
Puedo ver mi principio y mi final.
El astro rey, las ondas, la espuma plateada, el olor sutil de la sal, se enmarañan con el
horizonte y parece que hasta las gaviotas pasan examinando la forma de enlazarse con
el ayer perdido y añorado, con el hoy y los propósitos, con el mañana y las quimeras
que pueden ser realizadas.
Algunas de ellas, por la noche, mirando las estrellas se reconcilian con la realidad ante mi vista, como por algún conjuro, descubriendo ante mi,otros mundos, otros tiempos, otros espacios.
Percibo etéreamente que aquel que se marchó, esta un poco mas cerca.
Trasladándose  por algún callejón, alumbrando desde alguna constelación o sosegado en
alguna otra playa, regocijado de otra masa de agua, cercado de montañas azules y
verdes bajo algún otro limbo anaranjado.
Registro que el tiempo no pasa, que la que pasa soy yo. Que todo esta ahí desde
siempre.
Igual, heterogéneo.
Que todo tiempo pasado, pasó sin darme cuenta.
Deduzco por fin que el tiempo no existe, y que vos estas aquí conmigo.
¡Yo siempre estoy con vos!
Dijo la voz cargada de anhelo y ecos perfectos como la inmensidad.
¿Sabes? Creo que desde siempre estoy aquí, cargándome parte de la naturaleza en mí
organismo, que es tan endeble al espacio que va pasando.
Seguía diciendo ella muy emocionada, con los ojos saturados de sollozos, que nacían claramente desde lo más recóndito de su corazón confuso y feliz.
Ya fui estío, y renovación.
Soy otoño, y voy a ser la  estación del frío.
Mientras voy traspasando por aquí  puedo sentir como me voy transfigurando. En cada
período, con cada conmoción que el destino me va dejando en el esencia, y en el espíritu.
¿Me comprendes no?
 Decía Almendra con persuasión, con  fino delirio.
Si, te comprendo, siempre te he comprendido.
¿Que querés?-
Preguntó la voz con certeza y misericordia celestial.
No lo se.
Y las imágenes mas agraciadas desfilaban por la mente de ella.
¿Sabes?
Todos los sucesos son como cuando ingresé en este inmortal mar por primera vez.
Todo lo sentí en ese excelente y extravagante relámpago de tiempo.
Fui experimentando poco a poco, lapso tras lapso de esta vida en la tierra.
Ahora estas mismas impresiones me están acompañando en este, mi camino hacia el
Infinito, hacia la eternidad.
Pude apreciar como en los originarios minutos y con la primitiva impresión surgieron el
recelo y el acatamiento. .
Sin embargo…
Inspiré profundo y  se inició el desafío, el pretender animarme a más, no obstante todo
podía acabar allí mismo.
Y surgió la fe, la familiaridad conmigo misma.
Estuve  al tanto del  éxtasis por la superioridad, de lo que quiere decir majestuoso, se me
erizó la piel.
Muchas veces ganaron las lágrimas.
Temblé y tuve frío.
Las piedras me lastimaron, las olas me revolcaron, me asfixié.
Salí a flote y me aturdí, de impotencia y de satisfacción.
Derroché la confianza en mí, me fue mal,  pero seguí persistiendo.
Pasé la rompiente y logré llegar por fin adonde quería.
Una vez allí, la placidez, la calma y el orgullo de salir airosa una vez más,
indujeron en mí una inmensa felicidad, junto al placer de mecerme y formar parte del
cosmos, del firmamento.
Sobreviví muchos ciclos.
El sol arrulló mi piel, entibió mi alma, y con esas tibias alabanzas iba llegando la
conciliación que siempre busqué, permitiéndome tropezar con  la cualidad de seguir 
adelante hasta que llegue el final y, reiteradamente indagaré otra vez la fe para poder
formar parte de la inmensidad, del todo, de la nada, del paraíso, de la materia y del
tiempo.
Pero amiga… ¿no decís el tiempo no existe,  entonces que hago yo aquí y ahora?
Dijo la voz serena y firmemente.
No lo se compañero, debe ser que ustedes Los Ángeles son Mágicos.                             
                                                 Susana Gómez

  El Duelo por Néstor Kirchner 
En el año 2005 durante la presentación del libro Palabra Viva en la Feria Internacional del Libro el ex Presidente de la Nación Néstor Kirchner leyó el poema "Quisiera que me recuerden" de Joaquín Enrique Areta 
Quisiera que me recuerden sin llorar
ni lamentarme
quisiera que me recuerden por haber hecho caminos
por haber marcado un rumbo
porque emocioné su alma
porque se sintieron queridos, protegidos y ayudados
porque interpreté sus ansias
porque canalicé su amor.
Quisiera que me recuerden junto a la risa de los felices
la seguridad de los justos
el sufrimiento de los humildes.
Quisiera que me recuerden con piedad por mis errores
con comprensión por mis debilidades
con cariño por mis virtudes,
si no es así, prefiero el olvido, que será el más duro castigo por no cumplir mi deber de hombre.
 
La obra Palabra Viva es una recopilación de textos de escritoras y escritores desaparecidos durante la dictadura militar. Contiene textos de 71 de esos autores y de 32 solo se publican datos biográficos porque ha sido imposible hasta el momento encontrar sus textos. La Sociedad de Escritores y Escritoras de la Argentina -SEA- realizó un trabajo de tres años para recopilar los textos y las biografías de las escritoras y La CONABIP apoyó la sitematización realizada por la SEA y colaboró con la edición

 
 LA PANDILLA  
Cuento de Susana Gomez
Hacía frío. Era una de esas mañanas con olor a chocolate caliente y tostadas. Los integrantes de la pandilla se reunieron para tratar de resolver los problemas del barrio.
Las autoridades querían quitarles el único espacio verde que tenían, la plaza. Su plaza! La plaza del barrio, esa que los meció en sus hamacas cuando recién empezaban a dar sus primeros pasitos. Esa que los vio meter el primer gol al arquero más grande y los escondió detrás de sus árboles salvándolos del piedra libre.
Tenían que hacer algo, ya que las mamás también estaban tristes. ¿Adónde irían a tejer sus sueños? ¿Dónde encontrarían otra glorieta llena de sol y mate calentito en invierno y llena de sombra fresca con olorcito a verde en verano?
Algunos integrantes de la pandilla: Julieta Sol, Luciana Andrea, Martín Ezequiel, Julieta Belén y Patricio, pusieron manos a la obra. Prepararon carteles, inventaron canciones y hasta elaboraron un discurso. Llamaron a los amigos, compañeros del colegio, y a todos los vecinos del barrio. Juntos se encaminaron hacia la plaza.
Y allí se plantaron como árboles. Clamaron a gritos, hasta que de la Delegación Municipal se hicieron presentes unos cuantos señores serios con traje y corbata. Esos que también un día habían sido niños que corrían por la plaza, se divertían en sus juegos y jugaban a la pelota en la canchita, llena de florcitas amarillas de manzanilla, que cortaban las abuelas para hacerles pasar el dolor de panza.
Todos juntos, cantaron canciones, leyeron el discurso, les entregaron cartas y hasta los carteles llenos de colores que habían preparado. Los señores escucharon atentamente y los invitaron a que se retiren tranquilos. Así fue. Se fueron, cada uno para su casa, llenos de promesas y esperanzas.
Pasó el tiempo y una mañana de primavera, de esas que tienen olor a frutillas con crema, la pandilla se reunió como siempre, pero esta vez era como que el sol los empujaba afuera con sus rayos.
Decidieron ir a la plaza… La sorpresa de los niños fue tal que no podían creer lo que veían. La glorieta estaba cubierta de perfumadas flores blancas, el pasto corto y parejo como en la cancha de Racing, los juegos con olor a pintura fresca, y… una calesita. Si! Una calesita!, tan nueva que parecía mágica.
Los niños, felices, comprobaron que sus pedidos apoyados por todo el barrio, no habían sido en vano. Y les dieron las gracias a esos señores elegantes que una mañana de invierno, se acordaron por unos instantes de que ellos también habían sido niños.

 
  Un nuevo Proyecto Cultural  
Recibimos un proyecto de la autoría de la escritora santaclarense Susana Gomez; el mismo está siendo evaluado con pronóstico favorable por la Secretaría de Cultura Ciencia y Tecnología local. Hacemos votos para que pueda concretarse, considerándolo  'una forma más de sumar' al espectro cultural marchiquitense.
La presentación del proyecto esgrime el siguiente argumento:
"CENTRO CULTURAL COLORES DEL MAR"
La Cultura al alcance de todos como herramienta de inclusión para un cambio fundamental histórico de cara al futuro
El Centro Cultural Itinerante Colores del Mar tiene como objetivo, incentivar a la población en general a acercarse al arte y la cultura en todas sus áreas.
Según el diccionario:’Arte es un conjunto de procedimientos para realizar obras que pueden ser juzgadas estéticamente’… Siendo la Cultura,  ‘el desarrollo de la capacidad intelectual, producido por el estudio y el ejercicio, además de ser un conjunto de condiciones materiales e intelectuales que caracterizan a una sociedad en cada etapa de su existencia’.
El Centro Cultural Colores del Mar està integrado por artistas, y vecinos de todos los espacios de la cultura, dispuestos a compartir su tiempo y sus experiencias con otras personas, para poder demostrar que todos tenemos las mismas condiciones de igualdad para desenvolvernos culturalmente.
La idea es visitar a las instituciones del Partido de Mar Chiquita llevando para la población además del incentivo, los materiales necesarios para que su desarrollo artístico sea una realidad.
Escuelas primarias y secundarias, sociedades de fomento, centro de jubilados y todo tipo de institución que requiera integrarse en el mundo cultural, organizando talleres y charlas.
En el área literaria con   certámenes de cuentos, poesía etc. cuyo resultado será una antología.
Concursos de canto, cuyo resultado será un CD antológico, y actuaciones.
Certámenes de baile, cuyo resultado será un video antológico y presentaciones. Concursos de fotografía y pintura, en todas sus técnicas, cuya consecuencia será exposiciones abiertas al público.
 Y así poco a poco, iremos introduciendo a la población en este maravilloso mundo cultural, como también iremos incorporando el Arte y la Cultura en sus diferentes expresiones en este momento histórico del Bicentenario, con cara al futuro y demostrando de una manera más, que Mar Chiquita Trabaja, por y para los vecinos del Partido. Los miembros de esta comisión queremos comunicar que queda un espacio abierto para el aporte de ideas, y proyectos pero muy especialmente para los artistas del Partido.
 Están todos invitados a unirse a este propósito.
La cultura es la herramienta fundamental para el cambio.
Un saludo cordial: Susana Gómez. www.su-colores.blogspot.com  Set 2010
*************************
Los invito a compartir un bellísimo texto de
Mario de Andrade poeta, novelista, ensayista y musicòlogo brasileño. Saludos y ¡buena lectura amigos! (9.09.10)



 

El valioso tiempo de la madurez

 

Conté mis años y descubrí, que tengo menos tiempo para vivir de aquí
en adelante, que el que viví hasta ahora...

Me siento como aquel chico que ganó un paquete de golosinas: las primeras las comió con agrado, pero, cuando percibió que quedaban pocas, comenzó a saborearlas profundamente.

Ya no tengo tiempo para reuniones  interminables, donde se discuten estatutos, normas, procedimientos y reglamentos internos, sabiendo que no se va a lograr nada.

Ya no tengo tiempo para soportar absurdas personas que, a pesar de su edad cronológica, no han crecido.
Ya no tengo tiempo para lidiar con mediocridades.
No quiero estar en reuniones donde desfilan egos inflados.

No tolero a maniobreros y ventajeros.
Me molestan los envidiosos, que tratan de desacreditar a los más capaces, para apropiarse de  sus lugares, talentos y logros.

Detesto, si soy testigo, de los defectos que genera la lucha por un majestuoso cargo.
Las personas no discuten contenidos, apenas los títulos.
Mi tiempo es escaso como para discutir títulos.
Quiero la esencia, mi alma tiene prisa..

Sin muchas golosinas en el paquete...
Quiero vivir al lado de gente humana, muy humana.
Que sepa reír, de sus errores.
Que no se envanezca, con sus triunfos.
Que no se considere electa, antes de hora.
Que no huya, de sus responsabilidades.
Que defienda, la dignidad humana.
Y que desee tan sólo andar del lado de la verdad y la honradez.

Lo esencial es lo que hace que la vida valga la pena.
Quiero rodearme de gente, que sepa tocar el corazón de las personas..
Gente a quien los golpes duros de la vida, le enseñó a crecer con  toques suaves en el alma.

Sí. tengo prisa por vivir con la intensidad, que solo la madurez puede dar.

Pretendo no desperdiciar parte alguna, de las golosinas que me quedan
Estoy segura que serán más exquisitas, que las que hasta ahora he comido.

---------------
31 de Agosto
Lo que sigue es una nota publicada en el Diario La Capital hace algunos años:
CUANDO LA LITERATURA SE CONFUNDE CON LA NOSTALGIA
18/05/2010 La escritora Susana Gómez y un entrañable relato evocativo del Liniers de los años 70` Está claro. El barrio en el que transcurre la infancia y la adolescencia de cualquier mortal queda grabado en sus retinas como un estigma divino, como una indeleble señal de pertenencia. Por eso internarse en su recuerdo cada tanto, permite regresar a aquellos años y disfrutarlos tanto como entonces. Susana Carmen Gómez es una de aquellas vecinas de Liniers que no se priva de evocar su nostalgia, más aún cuando el destino la llevó a anclar su vida en Santa Clara del Mar. Y aunque periódicamente regresa al barrio, jamás deja de tenerlo entre sus pensamientos. Reconocida cuentista y escritora, Susana lleva publicados cuatro libros y ha participado de una antología. Su última obra es "Cuentos de Colores" (Editorial El Escriba) publicado en 2008. Pero haciendo gala de aquella nostalgia, remitió recientemente a esta redacción dos relatos referidos a su querido Liniers, sumido en un paisaje veraniego de los años 70`. El primero de ellos -tan ameno como entrañable- es el que se publica a continuación. Aquel que fue mi barrio La moda primavera verano que llegaba desde lejos, nos instigaba a utilizar colores fuertes y llenos de vida. Los pantalones fucsia y los vestidos mini con lunares rojos y negros que usábamos las chicas, combinaban e iluminaban las chombas naranjas y amarillas de los varones más osados. Los primeros calores se sentían en los cuerpos de los nuevos adolescentes. Las terrazas y los patios cobraban vida con las lonas rayadas azules y blancas y con las mangueras verdes que se desenroscaban después de un largo y frío invierno, no sólo para frenar nuestra sed con agua pura y sin cloro, sino para refrescar nuestros cuerpos embadurnados y pegoteados por la Cola Cola y alguna que otra mezcla de Acualane con unas gotitas de Cromidine, que a más de un desprevenido, lo mandó al hospital Salaberry para curarse las quemaduras de segundo grado que le provocó esa mezcla resbaladiza. Y sin embargo, ese era el olorcito al verano, el mismo que se sentía cada tarde en la placita Sarmiento o en algún pasaje del barrio, donde se juntaba la barra para ver quien estaba más calcinado, más tostado, y seguían dándole una ojeada al sol mientras contaban los días que faltaban para que abriera la pileta del Club Liniers, nuestro club. A partir de ese año ya éramos cadetes. Podíamos permanecer al mediodía y hasta muy tarde para alcanzar a ver la magia de las luces encendidas adentro del agua, jugando un quemado o buscando una chapita sumergida hasta el fondo, y de paso, tocar el escudo con las manos. También planeábamos los asaltos de carnaval, los matices de las luces que iban a abrazar los patios y las terrazas atestadas de guirnaldas hechas con papel crepe y flores de cartulina. La música, con lentos y todo para bailar abrazados en el rinconcito más oscuro los temas interminables de los Bee Gees. Como era de esperar, las chicas acarrearíamos con la comida y los chicos con las bebidas. No tomábamos alcohol, no nos hacia falta para ser felices y sentirnos libres. Ya no íbamos a disponer de nuestros disfraces como cuando éramos pequeños. Queríamos lucir el vestuario de actualidad, y las futuras mujercitas retocarnos los labios y los ojos muy suavecito para lucir colosales. Otras noches, iríamos al corso, pero esta vez solos. Los padres se beneficiaban al quedarse en las confiterías, esperándonos. En Las Delicias, La Romana o en La Central, comiendo una pizza con cerveza fresca. Mientras nosotros, ya juiciosos, recorríamos una avenida Rivadavia más linda que nunca, colmada de triangulitos multicolores que se mecían suavemente colgados de vereda a vereda. No teníamos desconfianza. Corríamos con los bomberos locos, consolándonos porque no nos compraban los saches de agua perfumada, a los que seguro le colocaban "alguna droga rara", pero disfrutábamos de la espuma en aerosol que nos hacía arder los ojos y correr el rimel. Íbamos al encuentro de las murgas "los Mocosos, los Pecosos y los Caprichosos" con sus bailes y canciones alegres y de protesta, que año tras año, comprendíamos más. Y así pasaba el verano, entre las sillas en las veredas, la mancha, las bicicletas, los jazmines, las escondidas, las abuelas, los fosforitos, las madres, el poliladron, la bruja de los colores, los padres que llegaban de trabajar, el elástico, los abuelos, las risas, los llantos, las peleas, las reconciliaciones. Y los gritos. ¡Adentro! ¡Dale, un ratito más! ¡A comer! ¡Vamos, no te lo digo mas, va a salir tu padre! Así pasábamos nuestros días. Creciendo, atravesando por esa porción de la vida, en la que creíamos en libertad. ¿Era libertad? No teníamos temores. Sin embargo el toque de queda era insolente. Era turbio. Algunos de nuestros amigos tenían que mudarse lejos y se despedían llorando, sin comprender los motivos de sus huidas, y algunos otros se fueron sin despedirse y nunca más supimos de ellos ni de sus padres. Comenzaríamos con la época de los bailes, de "Macumba" que habíamos heredado de "Chuzas" y Alejandro Demichele, sí, el mismo, ese del dúo Pastoral, que cansado de nuestros caprichos nos dejaba ingresar y danzar un ratito, mientras con su guitarra nos enseñaba como era la "Libertad Pastoral". Se abría paso "Dava Pradesh" y los Beatles sonaban en los instrumentos de los chicos. ¡De nuestros amigos! El tiempo, el destino y la misma vida, fueron alejándonos a algunos, y no los volvimos a ver. Sin embargo, nunca nos olvidamos unos de los otros. Nunca. Porque nuestros nombres están grabados en el agua dulce de cloro de la pileta, en el solario, que fue el testigo de los primeros, eternos y tiernos besos de amor, que aun recordamos con dulzura. Nuestros nombres están grabados en los bancos de la plaza Sarmiento, en los asientos color naranja de Las Delicias. Testigos y cómplices de las rateadas al colegio. Nuestros corazones vagan por el Mirasol, por la Pecera de la galería. Los espíritus de los que ya no están nos iluminan desde alguna estrella, en todas y cada una de nuestras esquinas, que hoy recorren nuestros hijos y nuestros nietos. El alma de los que se fueron lejos, añoran con triste melancolía el perfume del barrio y las largas charlas colmadas de risas con sus amigos. Y ahora sí, ya maduros, como nunca nos hubiéramos imaginado podríamos llegar a vernos, deseamos con el espíritu embelezado, volver a dar una vuelta por la plaza, por nuestros pasajes, por Rivadavia. Tomar un helado en el Ciervo. Solo nada y nadie, pero todos sabemos muy adentro que esas calles nos pertenecen. El club, nos pertenece. El barrio nos pertenece. Porque en él crecimos y fuimos inmensamente felices. Dedicado a Oscarcito, Juan, Adolfo, Edgardo, Ricardo, Claudio, Carlitos, Alejandro, Alfredo, Mirta, Amalia, Sandra y todos los que se fundieron en las estrellas brillantes de una noche de verano en el cielo de Liniers.
----------------------

23 de Agosto
Un cuento de Susana Gomez:
  Fotos en el tiempo 

El pasado ya no era claro, en realidad ni siquiera el presente es claro ahora.
Por más que me esfuerzo, no puedo recordar, ni adivinar, lo que estaba pensando y lo que pasaba por mi mente detrás de cada gesto, en el momento que tomaron esas fotografías.
Me gustaría transportarme a través del tiempo, y volver a vivir esos momentos tan especiales que quisimos dejar grabados para siempre, y hoy no puedo recordar con claridad. Sin embargo tampoco puedo olvidarlos.
Volver al pasado, a ese pasado que me hacia reír con ganas por cualquier cosa.
Volver a vivir mi fiesta de 15 años, tan esperada, tan planeada. Para que todo salga casi al revés, y así, de la alegría pasar fácilmente a la bronca, transformada en triste desilusión, y al fin en grata resignación, que se convirtió en alegría como si nada hubiera ocurrido.
Volver a bailar el vals con mi papá. Discutir con mi mamá por la elección del vestido.
Hacer trampa para que la cintita de la torta la saque mi mejor amiga de ese momento.
Mis amigos del club, mis compañeras del colegio y mi primer amor revolotean como mariposas blancas y negras, dentro de las viejas fotos.
Todos tienen algo para contarme. Para ellos también pasó el tiempo.
Todos, dejaron en mi corazón hermosos recuerdos de colores.
Hoy sé que hay cosas que tengo que cambiar.
No quiero volver a mirarme dentro de unos años en viejas, nuevas fotos, y preguntarme ¿por qué no disfruté cada instante de mi vida con intensidad?
Quizás de esa manera podría recordar lo que quise transmitir con cada gesto, en cada una de las viejas fotografías.

20 de Julio de 2010 . Dia del Amigo
 
Para los que Festejan el 19 de julio. Para los que festejan el 20 de julio. Para los de la infancia, los de la banda, los del alma, los del corazón, los de la vida ,los de ruta.
Para todos los amigos que pasaron por mi vida!!!
FELIZ DÍA Y LOS RE QUIERO!!!
 Y les dejo  para compartir las bellisimas estrofas de una canción que dice:
Un amigo es una Luz
No importa el lugar el sol es siempre igual
No importa si es recuerdo es algo que vendra
No importa cuanto hay en tus bolsillos hoy
Sin nada hemos venido nos iremos igual
Pero siempre estaran en mi esos buenos momentos que pasamos sin saber
No importa donde estas si vienes o si vas
La vida es un camino un camino para andar
Si hay algo que escondes o hay algo que decis
Siempre sera un amigo el primero en saber
Por que siempre estaran en mi
Esos buenos momentos que pasamos sin saber..
Que un amigo es una luz brillando en la oscuridad
Siempre seras mi amigo no importa nada mas


  Carta al Cielo desde el Mar
     de Susana Gómez
 
Queridos hermanos !!!
 
      Desde que me enteré de sus verdaderas muertes, ya que por una confusión se murieron dos veces, me quedó inconclusa nuestra despedida.
      A pesar de la distancia no necesitábamos estar comunicados. Con sólo mirarnos ya sabíamos lo que pasaba por nuestras mentes. De todas maneras, nos pescaba el amanecer, y Daniela, que se levantaba para ir al colegio, tomando una taza de café...
Muchas veces pensé que si me hubiese enterado de la enfermedad, podría haber hecho algo, no se … algo más !! Quizás por eso hoy me duele tanto no haber podido compartir sus últimos momentos, junto a ustedes.
     No era el tiempo para que me dejaran, todavía teníamos muchas cosas para compartir, aunque se que nos vamos a encontrar por allá arriba.
    Ahora no puedo seguir escribiendo, siento la enorme necesidad de ir a caminar por la playa, pensar, y llorar si quiero, mientras miro como el mar se mezcla con el horizonte, y las nubes se transforman en montañas.
 
Chau !!                                                                                
PD: Pienso que tanto el SIDA como el Proceso, son el eslabón de esta cortada cadena que hizo perecer a parte de nuestra generación. Una, por creer en ideales, fue defraudada, masacrada y desaparecida. La otra, inventó una forma de vida con ideales de fantasía, y la enfermedad los arrasó sin escrúpulos.
Los que quedamos sentimos la impotencia y la tortura de tener que despedir a nuestros amigos, sin poder hacer nada por ellos.
Esa tarde caminé por la orilla como en una nube. El océano se veía tan azul que inspiraba diferentes sensaciones de placer y de paz. Divisé un barco, distinto a todos. Nunca lo había visto antes.
La primera sensación fue un dulce aroma, mezcla de madera quemada en la
salamandra y a café recién hecho. Escuché el ruido penetrante de las bolsitas que en algún momento me molestaban tanto !! y hoy desearía escuchar al despertarme.
El barco estaba cada vez más cerca, y pude verlos. Los dos agitaban sus brazos saludándome. Mis amigos !!! Mis hermanos del alma !!!
Creo, que vinieron a despedirse.



 PRINCESA

Juan atendía un puesto de flores en una esquina céntrica. Desde niño, su imaginación lo transportaba a un castillo, en donde él era un príncipe, y donde algún día llevaría a su princesa.
La rutina, la monotonía, y su anciana madre, no le habían dejado el tiempo suficiente para permitirse pensar en sí mismo.
Ya casi llegando a los cuarenta, se había convertido en un solterón que buscaba incansablemente a su princesa, por todos los rincones de las calles oscuras.
Una mañana de lluvia, de pronto en su corazón salió el sol y por primera vez escuchó el amoroso y sensual canto de las sirenas, cuando por su lado pasó una hermosa mujer.
Tembloroso y sin dudar, tomó un ramo de jazmines y lo puso entre sus manos.
Sus miradas se cruzaron en el universo, y el mundo dejó de girar a sus pies.
Pasaban los días, y ella, con cada ramo de flores se llevaba parte de su corazón; y a cambio le dejaba el brillo de las estrellas de su mirada.
Ni una sola palabra salía de sus labios rojos, que Juan comparaba cada noche con una rosa.
Nadie la conocía, ni sabía nada de ella.
Era todo un misterio.
Un día decidió seguir de cerca sus largos y rápidos pasos.
Sigiloso, logró verla entrar en una vieja casa, en donde según los vecinos vivían desde siempre una anciana con su hijo al que nadie conocía.
Tomó valor. Se animó. Tocó el timbre, escuchó ruidos. Transcurrieron interminables segundos.
Se abrió la puerta y... cuando miró fijo a los ojos a ese hombre frente a él, se mezclaron el brillo de las estrellas con el resto de maquillaje.
El cielo se oscureció en su alma.
Con la cabeza gacha, los ojos y el alma llenos de dolor, descubrió que las uñas de los pies del caballero eran tan rojas como la rosa que se le había caído de las manos.
 
Autor: Susana Gomez de
www.su-colores.blogspot.com
 
Agradezco A la gente de marchiquita-online, por hacerme un lugarcito y cederme este espacio para La Cultura.
Desde aquí podremos abordar los temas de actualidad a través del arte en todas sus áreas. Desde aquí podremos unir nuestros sentimientos, nuestros pensamientos descubriendo juntos el encanto de la Literatura, transportándonos como en una alfombra mágica hacia el mundo de las letras.
La palabra, sa que nos hace asemejar a algún autor, opinando que escribieron lo que nosotros cavilamos. Lo que nos hace sentir como ellos. Cerca de ellos.
Para comenzar con esta nueva aventura, les narro algo que hace muchos años vivió un amigo de mi barrio Liniers.El me contó esta historia, que pude transformar en cuento.
Mi amigo Juan, nunca más volvió a saber de su princesa.
Quizás hoy, en que las personas del mismo sexo son consideradas seres humanos normales y no enfermos, esta historia hubiera tenido un final diferente.
No se si feliz! Pero por lo menos podrían haberlo intentado
 
Un saludo cordial. Susana Gómez


-------

Comparten la lectura de este sitio on line 367532 visitantes***Mar Chiquita en la red: El espacio Marchiquitense!
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=